Hablar caballero del sur

Entre Luche y Cochayuyo, Roberto Parra Sandoval

2020.09.09 17:18 MinaDawngate Entre Luche y Cochayuyo, Roberto Parra Sandoval

Entre Luche y Cochayuyo, Roberto Parra Sandoval

https://preview.redd.it/vlykagen25m51.png?width=692&format=png&auto=webp&s=aee060d8bef1b0f929a1392a0c300da47d391a73
Para no mentir ni tampoco jurar en vano, ni menos por la sagrada escritura, no soy como aquellos hipócritas que después que tiran la piedra encogen el brazo, no soy puritano, ni malulo, tampoco soy como la paja entera, entre luche y cochayuyo. Voy a decir la pura y santa verdad. Estoy hablando en mi sano juicio. Nosotros los del más allá también tenemos derecho a hacer zamba canuta o decir las doce palabras redobladas, hablar en jerigonza. Nadie prohíbe decir ¡Viva la cordillera de los Andes y muera la Cordillera de la Costa!, como dice Nicanor Parra.
Viví en la tierra como todos ustedes: conocí el sur y el norte. Me bañé en el mar, conocí los huracanes, tempestades, terremotos, crucé los desiertos, caminé por las selvas. Fui marino de la mercante, pasé de un lugar a otro, trabajé en las miras, en los ferrocarriles, fui guarda cruces del tren trocha angosta de Pirque a Puente Alto.
No voy a negar que perdí buenas por huelguista. Participe en movimientos revolucionarios, agitador de masas, estuve encarcelado con otros dirigentes gremiales. Para no alargar la conversación voy a contarles cómo me pasó este percance.
Era 18 de setiembre. Me habían dado un reajuste y cancelación: venía muy atortado. Bajé con tres amigos, después seguí solo la huella. Como era hombre tranquilo, nadie me apuntaba con el dedo. No cometí escándalo en la vía pública. Fui religioso: iba a misa todos los domingos, aprendí el padrenuestro, el avemaría, oraciones para espantar los espíritus, saludar correctamente.
Como todos los ciudadanos hice el Servicio Militar, salí de Cabo de reserva con dos jinetas. Después me dediqué al zapato, vendí volantines en el mes de agosto, bolitas, trompos y naipes juleros. Pero todo era entretención.
Recuerdo el último día de mi vida en la tierra.
Se celebraba como todos los años el 18 de setiembre en el Parque Causiño, recorrí las ramadas tomando chicha con cacho. Como a las tres de la tarde entré a una fonda, las cuecas estaban que ardían: con arpa, acordeón y guitarra. Más contento que un caracol de viña pedí dos jarros de chicha ¡Estaba heladita la bribona! Le serví un jarro a los maestros cantores y pedí una cueca. Saqué a bailar a la negra más linda que había en la ramada, más inocente que el 28 de diciembre.
En la tercera pata de la cueca, por entremedio de la gente apareció un ñato y quedó mirando fijamente a mi pareja; no sé si sería el amante o el marido de ella. Yo no alcancé a defenderme porque el maldito me pegó tres balazos: uno en el pómulo izquierdo, el segundo en el brazo derecho y el tercero en pleno corazón. Morí casi instantáneamente; entre la vida y la muerte alcancé a decir algunas palabras que decían: ¡No era el fulano que yo buscaba! Nada se arreglaba con esto porque yo estaba botado en el suelo con mis tres píldoras tragadas. La sangre me salía a borbotones por boca y narices, el hechor se espientó. Para no comprometerse el dueño de la fonda, mandó que me arrastraran de una pata hacia afuera.
Había pasado como cinco minutos que yo era finado, cuando una señora decía: ¿De dónde será el pobrecito? Me dieron ganas de decirle ¡No se meta en cosas que no debe, señora! ¡No sea copuchenta! Pero me tragué las palabras. Otra mujer lloraba amargamente diciendo: ¡Si es mi marido el que está muerto!
Para colmo de la desgracia, cuando me arrastraron de la fonda hacia fuera, una pierna del pantalón se descosió. Mi cara estaba inconocible, desfigurado, era una masa de sangre y barro. Mis ojos apenas podían ver la capucha de la gente. Después me taparon con papeles.
Había más de tres mil personas a mi alrededor, apenas me dejaban resollar. Haciendo un lado la gente aparecieron los pacos: un sargento y un cabo. ¡A ver, a ver! ¡Qué pasa aquí! ¿Y este ñato? ¿Está borracho o está muerto? ¡Qué no ve que está muerto! Dijo un viejito cojo. ¿Quién lo mato? No saben ustedes que son policías, vamos a saber nosotros, contestó el mismo viejito cojo que todavía estaba mirando.
- Bueno, un poco más atrás – dijo uno de los pacos.
- Oiga mi cabo, por qué no le destapa la cara, por sí hay algún familiar del finao.
- Si quieren verlo, vayan a la morgue – contestó.
Luego llegó el furgón y me llevaron al Médico legal para hacerme la autopsia correspondiente.
Mis familiares nada sabían de lo sucedido. Me anduvieron buscando un mes y medio. Fueron al subterráneo de la morgue y no me reconocieron. Éramos como treinta que estábamos por el mismo caso: asesinato. Yo me estaba descomponiendo; había otro viejo que por olvido no lo habían llevado a la fosa común, todo era perfume de rosa. No se igualaba ni a perro podrido. Todos teníamos un número, a mi me tocó el 28 y mi vecino era el 27. Un día lunes en la mañana se oyó una voz que dijo: ¡A la fosa común el 28 y 27! Ahora si que la saqué apianá, pensaba yo. Tremenda hediondez que tengo que tragarme. Se llevaron sólo el 27. Menos mal que yo tuve un poco de suerte. La Ilustre Municipalidad de las Barrancas, me regaló un cajón ordinario: era de álamo. No eran conocidas las personas que me vistieran ni era la misma ropa que llevaba el 18 de setiembre. Cuando me pegaron los balazos, la camisa no sé dónde quedaría, porque de repente me daban unos desmayos. Perdía la memoria, débil con tanta pérdida de sangre, tampoco sabía de mi carnet de identidad. ¿Cómo voy a presentar mis credenciales para sacar el pase? No tuve que hacer ninguna diligencia para enterrarme, fue de lo más sencillo. Cuando me echaron la primera palada de tierra se quebró la tapa del cajón y me entro toda la tierra que casi me ahogo, algún día me las pagarán. Me dejaron unas flores, también rezaron un padrenuestro y se marcharon sin decir palabras.
Me quedé dormido, para no mentir, no sé cuánto tiempo. Pero lo que puedo asegurar, que cuando desperté no había nada en mi sepultura; quise levantarme y no tenía pierna ni brazo, menos cuerpo. ¿Saben lo qué había? Un manojo de pelo blanquizco pegado a la calavera y la suela de un zapato. Era todo lo que quedaba del maestro Pinina. Salí a dar un vistazo. No me interesaba el manojo de pelo ni la suela del zapato. No volví más a mi sepultura, me entretuve con otros amigos que habían en las mismas condiciones de asesinato.
Cambiamos de ideas, formamos un sindicato, fui presidente de esa institución mortífera; 120 días de huelga, 30 de ayuno por ganar la gloria. Ganamos la huelga pero fui desterrado al purgatorio, allá había otros relegado de distintas instituciones: unos ateos, sabatistas, dominicanos, pentecostales, budistas; menos mal que yo era cristiano. Estuve poco tiempo, no volví más donde quedaron mis compañeros de lucha. Quedé vagando en el espacio, oía voces y gritos; llantos desesperados, maldiciones. No supe nunca de dónde venían los gritos ni quiénes era. Me hacían invitaciones a maldecir, gritar, rabiar contra los que estaban en el olimpo; yo caminaba a velocidad de la luz. Seguía escuchando los mismos gritos y maldiciones, después me cesaron los gritos.
No había nadie en el espacio; como no estaba en la gloria ni en el infierno, hacía lo que se me daba la real gana. Decidí volver a mi tumba donde había estado anteriormente, busqué mi mechón de pelo, no estaba, solo encontré una placa de dientes. ¿Cuánto tiempo estaría en el espacio? Habían ocupado la sepultura y no tenía donde descansar. Me puse a recorrer los nichos para ver si encontraba algún amigo que diera alojamiento aquella noche. El terremoto de 1906 todo lo había cambiado. Me colgué de una cruz para descansar, dormitar; como a las seis de la mañana escuché a unos chiquillos que decían ¡Agüita pa’ las flores y escaleras pa’ los nichos! Ya nada tenía que hacer en el cementerio, no tenía ningún amigo, todos habían muerto. Como era jueves santo, logré escaparme. Eran como las 12 del día cuando salía entremedio de unos campesinos que venían con manta. No hubo ni rocha.
Ahora me encuentro paseando por las calles de Santiago, he ido a la Quinta Normal, al Zoológico, a la Universidad Católica, a la Biblioteca Nacional. Todo, está en su lugar; lo que ha cambiado es la calle Matucana, ahora no pasa el tren por su avenida, no hay carros eléctricos, lo demás sigue igual; el frío del invierno, el calor del verano, las poblaciones callampa, curaos mueren a granel de cirrosis, siguen los asaltos, cogoteos, crímenes, fusilamientos, ya no se puede vivir. Me molesta el humo del aceite quemado, el abuso de la ley tributaria, las colectas para los bomberos, las coronas para los padres de la patria, las confirmaciones a todo sol, la parada militar, el orfeón de carabineros, la orquesta sinfónica municipal, otra vez elecciones presidenciales, no puedo soportar más.
Me estoy volviendo loco. ¿Qué no ver que soy un alma en pena? Por favor préstenme una máquina de afeitar. ¿Dónde está mi overol? Tengo que ir a San Bernardo, que se callen las bocinas de los autos, ya pusieron huevos las gallinas. ¿Por qué llora esa guagua? ¿Quién podrá curarme esta herida que tengo en un pie? No me gustan los abusos, están cayendo piedras del cielo, la humanidad las pagará. ¡Córtenle la cola a ese perro que está envenenado! Demonios con cola de gato me persiguen, esta fiebre maldita me va a matar. ¿Qué será de Don Leuta, del Canarito, de Don Nica, del Capitán Mentira? Todos fueron grandes sabios, caballeros de pera y bigote. Yo les pregunto: ¿Cómo se vive más, corriendo rápido o despacio? ¿Qué no oyen el timbre? ¡Apaguen las luces! ¡Tiren la cadena del baño! ¡Quiebren las ampolletas que están quemadas!
Menos mal que encontré mi revolver, voy a recorrer los últimos rincones de Santiago. Se me está nublando los ojos, nadie se da cuenta de lo que pasa. Mejor me voy a mi tumba, pero antes de partir voy a dar una vuelta por el infierno a buscar a este ñato que me pegó los balazos.
Escalé unas montañas y llegué al cráter de un volcán, bajé por unos correderos de rescoldo y lava caliente. Llegué a una puerta de cobre, miré por el ojo de la llave y ví un dragón que venía cerrando todas las puertas. Golpee tres veces con la cacha del revólver. Se oyó una voz profunda que salía del centro de la tierra. Se abrió la puerta.
- ¿De donde vienes y para dónde vas?– dijo el dragón.
- Vengo en busca de un ñato que me pegó tres balazos en la tierra para un 18 de setiembre- contesté.
- ¿Cómo se llama?- dijo el dragón.
- No lo sé- contesté. Lo ví por primera vez ese día.
- Aquí no lo vas a reconocer, porque aquí están todos transformados.
Me hizo pasar.
- Tú debes saber- dijo del dragón- que aquí la puerta se abre cada cien años y se atiende por una hora. Si tú quieres buscarlo y si te embromas más del tiempo convenido, arréglatelas como puedas.
No volví a ver más al diablo.
Me fui por unos callejones sin salida, abriendo puertas pero se me iban cerrando a mis espaldas. En un departamento encontré a un bulto amarrado con cadenas: empecé a desatarlo. Lo primero que salió del bulto: un chillido espantoso. Por fin estoy libre- sentí que decían. Quedé mirando: salió un cajón con tres patas, culebras, sapos con cuatro ojos, alacranes; un libro que decía los reglamentos del infierno, lo puse sobre la mesa. En la primera página decía: “Soporte las consecuencias”.
Los departamentos son sin cuenta, seguí por unas escaleras corriendo abriendo puerta por puerta: de alguna salían llamaradas, de otros azufre caliente, empecé a gritar que se abran las puertas. Entré en un departamento, alguien dijo: ¡Quién vive!
- El maestro Pirina – contesté.
- ¿Qué anda buscando? – me dijo.
- ¡Al fulano que me pegó los tres balazos en la tierra! – repuse.
- ¡Aquí no hay nadie! – me dijo. Y le queda el último departamento del rincón.
Anduve unos pasos, eché abajo la puerta de una patada. En un rincón estaba sentado un chivato con cabeza de cristiano. Le dije: tú fuiste quien me pegó los tres balazos para un 18 de setiembre en la tierra. Vacié la cartuchera sobre el monstruo maldito, era el mismo ñato que me abrió la puerta y el mismo que me había asesinado en la tierra. Reventó en el infierno, yo salí volando por el aire, quedé en el olimpo mirando la fosa que había construido anteriormente.
Desde entonces no hay infierno.
submitted by MinaDawngate to ClubdelecturaChile [link] [comments]


2020.01.26 05:09 tropicbrownthunder Guia pendeja para tragones en GDL

Guia pendeja para tragones en GDL

(por un tapatío en el exilio que espera algún dia volver de turista y hacer que su familia conozca un poco el lado interior de la gran metrópoli a través de la tragazón)

Amigue Turiste.

¿Estas harto de que los predecibles tapatíos nomás sabemos llevarte al Parián y comer una torta ahogada?
Están bien para tener una inmersión en Guadalajara si viajas de negocios o estás de pasada y nomas te dieron una tarde libre en tu congreso de vendedores de omnilife o lo que sea que te haya obligado a venir a esta metrópoli olvidada de Dios.
Pero los que mejor conocemos donde se traga chido sin desperdiciar mucho tus bien ganados pesos somos los godinez.
Si vas a durar mas de 1 día, o estás recién llegado a nuestra cacapital estatal entonces hay muchas opciones para que disfrutes La Verdadera Experiencia Tapatía®
Si te pongo que vayas a algún mercado parte de estas premisas

Comer en la calle es un arte que solo se domina practicando, sigue tu instinto

Opciones diurnas:
Pregunta a algunos locales donde hay unos buenos. Encontrarás buenas opciones en los mercados, plazas y calles. Te recomiendo mercado de Zapopan, obviamente Santa Tere, San Juan de Dios, el mercado de San Isidro (por oblatos), los domingos en el Baratillo de la 34 o en el de la Consti y/o el tianguis de tu zona.

Para munchear a mediodía o media tarde: Casi todo lleva limón porque los tapatíos creo que a lo único que no le ponemos limón es al café (aunque hay quien jura que café con limón corta la borrachera)


Lugares variados para tarde/noche.

Populares

Mas costosos

Esto merece su propia sección

Carne en Su Jugo

Esto es como hablar de religión. Hay quienes dicen que las de Kamilos son mejores que las de Garibaldi y hay quienes opinan que no, para mi ni lo uno ni lo otro, ambas son buenas en su propio estilo. Para mi las 3 son muy buenas, siendo Kamilos la mas cara y De la Torre las mas económicas.

Mas opciones varias

A donde yo iba

Estos son lugares random que me gustaban no entran en ninguna clasificación y pueden estar influenciados por mi economía, actividades diarias o zona donde yo hacía vida en distintas épocas de mi nacencia y crecencia en la Perla Tapatía. No necesariamente es comida tapatía ni regional, pero eran lugares que me gustaba visitar.

No perder el tiempo (ni el dinero) en

Y con eso creo que tienen para entretener la muela en una estancia larga en Guadalajara, hay de todos los precios y quizás no para todos los gustos, pero forman parte de la vida cotidiana de la Perla de Occidente.
Si alguno de los lugares no existe ya, avisen para actualizar el post.
submitted by tropicbrownthunder to Guadalajara [link] [comments]


2019.03.06 22:27 JedahVoulThur Shadows of Uruguay (Shadowrun RPG world-building thread)

¡Hola chummers!
Hace un par de años que tengo ganas de dirigir una campaña de rol de Shadowrun que transcurra en Uruguay, un juego de rol de mesa (he visto que por acá el tema ya ha sido discutido por lo que asumo que saben los conceptos generales) que mezcla Cyberpunk con Elfpunk y se me ocurrió ahora crear este thread con objetivo en concreto: que me ayuden con el "world-building" es decir, que me tiren piques sobre como sería nuestro querido paisito en este setting.
Evidentemente, para ello, debo explicarles algunas cosas sobre el mundo de Shadowrun y el material que está publicado sobre la región, así como algún cambio que considero oportuno al mismo y finalmente ideas que se me han ocurrido a mi.

El sexto Mundo
Hay muchos libros sobre el mundo de este juego, y no es mi intención que este post sea tan extenso como uno. Por lo que esta sección será un tanto escueta y si tienen alguna consulta al respecto pueden preguntarme o mejor aun, ir a las fuentes. Acá tienen la timeline completa, que comienza en el 1980 y llega hasta el 2077 (si, yo la leí entera, pero definitivamente no espero que lo hagan, lo comparto por si alguno tiene suficiente curiosidad y tiempo al pedo como para hacerlo): https://shadowrun.fandom.com/wiki/Shadowrun_timeline
Como dije al principio, SR mezcla cyberpunk con elfpunk y me parece que una excelente manera de describir el mundo es explicar que son dichos géneros.

El cyberpunk es un género de ciencia ficción que se volvió popular en la década del '80. En este, se presenta un futuro distópico en el que se suelen emplear temas como transhumanismo (implantes cibernéticos), IA, hackers, megacoporaciones, megaciudades, contaminación, niveles desmezurados de pobreza y división de clases entre otras. Se me ocurren una gran variedad de películas y juegos que entran dentro del género, desde Blade Runner, Robocop, Matrix, Deus Ex, Ghost in the Shell, Judge Dredd, Altered Carbon (que no la vi, pero entra dentro del género y dicen que está muy buena por lo que la tengo pendiente). De hecho, acá hay una extensa lista: https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_cyberpunk_works
El elfpunk es un derivado del anterior, y como su nombre lo indica, se basa en incorporar elfos y otras criaturas mitológicas o elementos de fantasía en un setting urbano. No hay tanta información sobre el género, pero es bastante fácil imaginarse películas que podrían considerarse dentro del mismo, tomando en cuenta que hay incontables películas con vampiros, sirenas, magia, dragones, hadas en un setting urbano. Bright es una película de Will Smith que si bien no vi, entiendo que ejemplifica a la perfección el género. También vi hace un par de días una película Sueca llamada "Border" que trata sobre trolls y se podría considerar elfpunk, está muy buena y la recomiendo.

La mezcla de ambos géneros genera un mundo en el que por ejemplo, los orcos son discriminados y prácticamente esclavizados, la mayoría de los elfos sufren en algún momento de su vida de abusos sexuales, los dragones son criaturas extremadamente poderosas tanto intelectual como física y económicamente. La vuelta de la magia al mundo ocasionó que culturas que en el mundo real son despreciadas obtengan grande poder, como es el caso de los indígenas de USA, seres mitológico deambulan por las mega-ciudades, se crean nuevas leyes, se populariza las amplificaciones o modificaciones corporales (cromo), las mega-corporaciones obtienen la extraterritorialidad, los índices de criminalidad aumentan, aparecen los Shadowrunners...

La región
Antes de comenzar a hablar sobre Uruguay, es necesario hablar un poco sobre el continente en su totalidad. En este punto, les voy a pedir que abran el siguiente mapa: https://thor.divnull.com/pub/srun/maps/world2062.pdf

Podrán notar algunas particularidades:

Amazonia
En el 2034 una fuerza de "Awakened" (o sea, magos) liderada por tres dragones capturó a la fuerza Brasilia y el gobierno Brasilero se vio obligado a rendirse. Hualpa (el prinicipal de dicho grupo de dragones) le ofreció entonces la amnistía al pueblo Brasileño, con la condición de que se detenga de inmediato el daño ocasionado a la jungla Amazónica.

En el 2047 las fuerzas armadas de Amazonia entran a Uruguay debido a la guerra civil que se estaba dando en el territorio entre Awakened de izquierdas pro-ecología y conservadores de derecha pro-megacorporaciones.
Paréntesis... Existe una regla de oro del rol, que quienes nunca jugaron o son novatos probablemente no conozcan que dice “puedes cambiar o ignorar cualquier regla de este manual si no se ajusta a tu estilo de juego“. A lo que voy, es que si bien no pretendo cambiar mecánicas del juego, en este punto voy a hacer un cambio de 180 grados en el fluff, ya que de acuerdo con el libro "Shadows of South America" Uruguay es una "provincia autónoma" y la presencia Amazónica en nuestras tierras es leve, casi nula pero mi visión es completamente diferente.
¿Por qué considero necesario este cambio? simplemente porque considero que la información del libro no fue escrita pensando en poner a Uruguay como setting principal para una campaña y considero que de acuerdo con mi visión, de una población oprimida por una nación tan importante como Amazonia se pueden desarrollar historias más interesantes.

Finalmente en el '49 Amazonia invade y absorve a Venezuela y Colombia, consolidándose como una de las naciones más importantes del mundo. Se puede hablar mucho más al respecto, pero no es el foco de este thread por lo que lo dejo abierto por si alguien quiere saber más, que pregunte o investigue.

Uruguay
Ahora si, se viene lo importante. En este punto voy a combinar cosas que son canon (es decir, que salen en alguna publicación oficial del juego), cosas que son hechos históricos del mundo real, y cosas que salen de mi propia imaginación. Voy a diferenciarlas con (C), (H) y (J) respectivamente para que se entienda.

"Amazonia’s forces were too busy stabilizing Uruguay, leaving only a token force and none of its draconic commanders to lead the advance on Resistencia.
Nice to see Amazonia’s PR machine is as good as Argentina’s" (C)
Esa frase, me da el empuje necesario para determinar que las relaciones entre Uruguay y Amazonia no son tan color de rosa como te pinta el libro, que todo puede ser una movida de relaciones públicas de dicha nación para quedar como héroes, cuando en realidad, no somos para nada independientes.

El primer punto a mencionar es el idioma, ya que evidentemente en toda Amazonia el idioma oficial es el Portugués. A finales de la década del '40 se llevó una fuerte campaña de re-educación de todo el territorio para que así sea. De hecho, el idioma Español no es siquiera enseñado de manera curricular, por lo que en la década del '70 cuando transcurre el juego, quienes hablan dicho idioma es porque lo han aprendido de sus padres, así también claro está, por los rebeldes que se oponen a la ocupación (J)

La rápida expansión de Montevideo (por motivos que comentaré más abajo), ha ocasionado que toda la Costa de Oro hasta Punta del Este se convierta en una única megaciudad llamada "Cidade do Ouro" (J) Esta metrópolis es la segunda en tamaño y población de Amazonia, siendo la mayor llamada "Metrópole" que ocupa el tamaño entre Sao Paulo y Rio de Janeiro, siendo de hecho la más grande del mundo, con un estimado de 100 millones de habitantes. (C) Pero claro, de la misma manera que el crecimiento de Metrópole es resultado de la política de reubicación de Hualpa, ya que en su campaña pro-ecologista expulsó los habitantes de otras ciudades brasileras como Fortaleza, Salvador, Recife y Porto Alegre (C) el crecimiento de Cidade do Ouro responde también a algo similar (J)

Además, recordemos que en Shadowrun una ciudad no es sinónimo de bienestar sino todo lo contrario. Contamos con servicio de metro (si, tenía que decirlo) y las políticas de Hualpa ocasionan que se vea hermosa, llena de espacios verdes y playas libres de contaminación, pero... en las afueras de la ciudad hay una densa favela que se extiende por kilómetros (J).

Al Oeste, la ciudad de Colonia también ha crecido, aunque no de manera tan desmesurada. Consecuencia en gran medida debido al puente Colonia-Buenos Aires (C) Paysandú y Fray Bentos son las únicas otras ciudades que quedan, las cuales son habitadas en su totalidad por personal militar, que custodia la frontera con Argentina (C) así como también, la frontera del Río Negro. (J)

"Uruguay is the only South American country without natives—the
last ones were wiped out shortly after it became an independent
country. Coincidence? I think not." (C)

El 11 de abril de 1831, en Puntas del Queguay, se dio a lugar la matanza conocida como Matanza de Salsipuedes (H). El saldo según la historiografía oficial fue de 40 indios muertos y 300 prisioneros, de los cuales algunos lograron huir siendo perseguidos por Bernabé Rivera.(H) La persecución de los charrúas no se agotó en la matanza de Salsipuedes. El 17 de agosto de 1831 sorprendió en Mataojo, cerca de la desembocadura del río Arapey, a un grupo de charrúas comandado por los caciques El Adivino y Juan Pedro, a los que atacó saldándose el episodio con 15 muertos y más de 80 prisioneros. Informó que habían conseguido escapar 18 hombres, entre ellos, el cacique Polidoro, único cacique sobreviviente. (H). Lo que no cuenta la historia, es que aproximadamente 100 charrúas, desaparecieron de manera misteriosa, sin dejar rastros. (J)

El director del Colegio Oriental de Montevideo, el francés François De Curel consideró que el contacto directo con sobrevivientes de una raza próxima a su extinción despertaría el interés del público y de los científicos franceses y solicitó al Gobierno uruguayo autorización para trasladar a 4 de ellos a París.​ (H) La exposición en un callejón cerca de los Campos Elíseos tuvo poco éxito, y tres de ellos murieron ese mismo año de 1833. La hija de Guyunusa nacida en Francia murió al año siguiente, mientras que Tacuabé logró escapar y se perdió su rastro. (H) Acá voy a cambiar levemente la historia (el material canon de Shadowrun lo hace continuamente) y decir que en realidad escaparon los 5. En la década del 2050 Hualpa contacta a sus descendientes y les ofrece volver a Uruguay (J). Al poco tiempo de instalarse al norte del Río Negro, aparecen de la nada los charrúas que habían desaparecido hacía ya más de 200 años. (J)

Entonces Hualpa decreta que todo el territorio al norte de la provincia pertenecía desde entonces a los charruas perdidos y sus descendientes franceses, expulsando a los habitantes de todas las ciudades de dicho territorio hacia el sur. (J) Desde entonces, hay una fuerte presencia militar de parte de Amazonia en la región para evitar conflictos con los habitantes del sur, así como también evitar el ingreso de agentes externos que tengan curiosidad por saber dónde estuvieron los indígenas esos 200 años (J)

La educación curricular en el Sexto Mundo es un tema tan oscuro como cualquier otro, o más, dado que formar a las nuevas generaciones es una excelente manera de obtener, o mantener, poder. Las megacorporaciones financian gran parte de la educación primaria, secundaria y terciara del país, a cambio, el estudiante contrae una deuda que en ocasiones debe trabajar toda su vida para pagarla. (J, aunque recuerdo haber leído algo por lo que es muy probable que sea C).
En Uruguay la educación pública es prioritaria para los Awakened y para el resto de los ciudadanos se mantiene un limitado número de cupos, dándole prioridad a ciertos metatipos, changellings, víctimas del HMHVV (Human-Metahuman Vampiric Virus) (J).
No obstante, un grupo de terroristas cibernéticos ha estado en los últimos años difundiendo de manera altruista entre la población material de estudio que hackean de los liceos privados y las prinicipales universidades de la región. Acompañado con material ilegal, como la historia de Uruguay en el siglo XX, cuando éramos una nación independiente. Dicho grupo se hace llamar JPV2.0 (J, kudos si alguien adivina el motivo del nombre)

Ahora alguna idea que no he terminado de formar...
La Black Lodge, es una sociedad secreta formada por miembros de los Masones, Illuminati de Baviera y Caballeros Templarios (C). En Uruguay siempre han habido masones, por lo que se me ocurre que este grupo debería estar presente

Triángulo de Piria (H) ¿qué hacer con esto? Piria era masón

¿Chupacabras, la llorona, luz mala?

En fin, necesito ideas. Si llegaron a leer todo esto, habrán entendido que Shadowrun toma mitología e historia propia de cada lugar del mundo y lo adapta al setting. Por eso es que pido ayuda, ya que mi conocimiento al respecto es muy reducido

Y me olvidaba, en todo esto ¡nunca expliqué que son los "Shadowrunners"! Bueno, digamos que en el mundo hay distintas organizacione o individuos que desean mantener poder u obtener más de él. Dragones, megacorporaciones, gobiernos, pandillas, sociedades secretas... todas compitiendo entre si en una guerra fría (y a veces ni tan fría). El Shadowrunner es el espía, el mercenario, la herramienta que lleva a cabo misiones "sucias" (asesinatos, robos, espionaje, rapto) a cambio de dinero o favores. Quien los contrata cuenta con plausibilidad negable de responsabilidad en el hecho ya que los Shadowrunners no existen políticamente hablando, son fantasmas para el sistema corrupto de este mundo.

Me llevó 3 días escribir este thread, espero que les resulte interesante y manden alguna idea que pueda usar en la campaña.
Salute
submitted by JedahVoulThur to uruguay [link] [comments]


2016.06.04 13:48 ShaunaDorothy El culto a la virgen María (Junio de 2012)

https://archive.is/9MVFQ
Espartaco No. 35 Junio de 2012
De los archivos de Women and Revolution
El culto a la virgen María
(Mujer y Revolución)
El siguiente artículo ha sido traducido de Women and Revolution No. 15, verano de 1977, y es una reseña del libro Alone of All Her Sex: The Myth and the Cult of the Virgin Mary (Apartada de todo su sexo: El mito y el culto a la virgen María) de Marina Warner (Nueva York: Alfred A. Knopf, 1976). En su brevedad, el artículo proporciona una excelente exposición de la actitud de los marxistas revolucionarios ante la religión, así como una explicación materialista del origen y función social de ésta. A pesar de haber sido escrito hace ya 35 años, no es difícil extrapolar de la situación que describe a la actual. En EE.UU., la política burguesa ha estado crecientemente saturada de oscurantismo religioso, y el tema del artículo no podría ser más apropiado para México, donde el culto a la virgen de Guadalupe es el elemento central sobre el cual convergen la ideología nacionalista burguesa y la abrumadora religiosidad católica, apuntalada a un nivel fervoroso por la reciente visita del papa Ratzinger. Confiamos en que nuestros lectores encontrarán en este artículo no sólo una bocanada de aire fresco, sino también un mejor entendimiento de la naturaleza de la trinidad de la opresión capitalista: el estado, la religión organizada y la institución de la familia, principal fuente de opresión de la mujer en la sociedad dividida en clases.
Susan Adrian, fallecida en 2001, fue una dirigente de la LCI y una excelente maestra, entrenadora y propagandista del trotskismo. Para conocer más de ella, referimos a nuestros lectores al obituario publicado en Spartacist (Edición en español) No. 31, agosto de 2001, y especialmente a Prometheus Research Series No. 6, “Selected Speeches and Writings in Honor of Three Women Leaders of the International Communist League (Fourth Internationalist)” (Discursos y escritos escogidos en honor a tres mujeres dirigentes de la Liga Comunista Internacional [Cuartainternacionalista]), marzo de 2007.
Los marxistas vemos en la religión contemporánea —en la que el miedo y la degradación conforman una liturgia que vuelve a los creyentes estúpidos e impotentes ante la divinidad de sus opresores— algo odioso. Entendemos, sin embargo, que lo que sostiene la filiación religiosa en la era científica no es tanto la convicción intelectual como la opresión social. Así pues, si bien el espíritu anticlerical que animaba el vivo deseo de Voltaire de “ahorcar al último rey...con las tripas del último cura” puede ser sincero e incluso justificado, semejante “guerra contra dios” no trasciende el idealismo pequeñoburgués. La religión desaparecerá sólo cuando haya sido destruida la sociedad que la hace necesaria.
Las revoluciones burguesas establecieron el principio de la separación entre la iglesia y el estado, pero, como señaló Marx, esto no produjo la libertad respecto de la religión. Tampoco el declive de la vitalidad de la religión organizada ha eliminado el sentimiento religioso.
Si bien en Estados Unidos nunca ha existido una religión de estado, la vinculación del prejuicio religioso con los movimientos nativistas de derecha es bien conocida, y el patriotismo, la religiosidad y la prosperidad han constituido a través del tiempo la trinidad de la política imperial estadounidense. Hoy entre 30 y 40 millones de estadounidenses se consideran a sí mismos “cristianos renacidos”, para no hablar de las sectas más tradicionales ni mucho menos del miserable misticismo que sirve de basurero para los despojos de la Nueva Izquierda que aún buscan adquirir la liberación personal a bajo costo.
El tono mojigato de la última campaña presidencial, y el hecho de que el santísimo Jimmy Carter (quien dice consultar las decisiones importantes con su hermana curandera) se alzara con la victoria, apuntan no tanto a un resurgimiento religioso serio como a la pasividad desesperante que se cierne sobre la clase obrera estadounidense. Una muestra de la relación que guarda la conversión religiosa con la derrota política es el crecimiento de la secta de los Musulmanes Negros, que lucra con la desesperanza y el cinismo que se apoderaron de los negros tras los fracasos políticos y la destrucción física del movimiento negro de los años sesenta.
No es sorprendente que las mujeres sean con frecuencia las devotas más fervientes de la religión. Aisladas de la producción y lucha sociales dentro de los sofocantes confines de la familia, las mujeres han sido en general las principales víctimas de los “gendarmes en sotana” y también sus más confiables instrumentos.
El mito de la virgen madre de dios
El libro de Marina Warner, Alone of All Her Sex, intenta explorar el mito religioso que más explícitamente se ha dirigido a moldear y deformar la conciencia femenina: el mito de la madre virgen de dios. Los rituales y complejidades de la teología católica son más comunes y mejor conocidos en Europa y los países latinos que en EE.UU., pero esa imagen en particular ciertamente está relacionada con estereotipos y modelos más generales de “la mujer ideal”.
¡Y vaya que ha sido un mito poderoso! Dante y Botticelli encontraron inspiración en él; las agujas y campanarios de Notre Dame y Chartres se edificaron supuestamente para celebrarlo; e incluso Isabel I de Inglaterra —que no era de las que dejan que los escrúpulos religiosos interfieran con los asuntos de estado— se permitió envolverse en la imaginería de la “Reina Virgen”.
Desde luego, el mito del dios/redentor nacido de una virgen no es exclusivo del cristianismo, sino que tiene raíces en las leyendas antiguas. El poema de William Butler Yeats, “Leda y el cisne” (1923) revive el encuentro mítico entre el dios Zeus y la mortal Leda:
“Un golpe súbito: bate las alas sobre la chica hasta sentir sus muslos bajo las patas, y le muerde el cuello hasta que el seno inerme es ya su seno.
¿Cómo zafarse en su terror la mano de la emplumada gloria entre los muslos? ¿Y cómo el cuerpo asido en blanco júbilo puede ignorar el corazón ajeno?
Temblor del espinazo que concibe el muro profanado y el saqueo, la muerte del Atrida. Bajo el trance, y sometida por la sangre etérea, ¿sumó la chica ciencia a ese poder que abría ya su pico indiferente?”
Al describir el modo en que el culto a la madre virgen se extendió por Europa Occidental, Warner intenta explorar lo que plantea como una paradoja: “el que, en la celebración misma de la mujer humana perfecta, tanto lo humano como lo femenino sean sutilmente denigrados”. Unas 300 páginas después, presenta la siguiente hipótesis concluyente:
“La virgen María no es el arquetipo innato de la naturaleza femenina, el sueño encarnado; es un instrumento de la discusión dinámica de parte de la Iglesia Católica respecto a la estructura de la sociedad, presentado como un código de inspiración divina. Esta discusión cambia, según las contingencias...
“Gracias a su flexibilidad y su maña, la Iglesia Católica puede lograr adaptarla a las nuevas circunstancias de igualdad sexual, pero lo más probable es que la Virgen se convierta en leyenda… La leyenda de la virgen perdurará en todo su esplendor y lirismo, pero se habrá vaciado de contenido moral y por lo tanto habrá perdido los poderes reales que actualmente tiene para curar y para dañar”.
Sin embargo, lo que daña no es el mito, sino la realidad que éste mistifica, y no es mediante la renovación del mito como se va a “curar” a la mujer de su opresión. Marx y Engels citaron favorablemente el lema que encabezaba el semanario del republicano francés Loustalot:
“Los grandes nos parecen grandes sólo porque estamos de rodillas. ¡Pongámonos de pie!”
Sin embargo, añadieron: “Pero para ponerse de pie no basta con levantarse mentalmente, y dejar que sobre la cabeza real y sensible penda el yugo real y sensible, que no podemos destruir por arte de magia a fuerza de ideas”.
Fundamentos del cristianismo
El cristianismo comenzó como la ideología de las masas judías pobres bajo el Imperio Romano. Dado que las relaciones económicas no permitían que la riqueza se multiplicara mediante el desarrollo de las fuerzas productivas, la única manera en que las clases poseedoras de Roma podían sostener su riqueza era mediante el continuo y siempre expansivo saqueo de las áreas conquistadas. El costo extremadamente bajo del trabajo esclavo que se obtenía de ese modo era lo único que hacía que las empresas a gran escala (generalmente agrarias y a veces mineras) fueran relativamente rentables en comparación con las de los pequeños campesinos. La riqueza acumulada a través del saqueo se destinaba básicamente al consumo, a la búsqueda de diversiones.
La causa fundamental de la decadencia del Imperio Romano fue la contradicción, inherente al creciente dispendio de las clases poseedoras, entre el aumento del valor excedente, por un lado, y el carácter estático del modo de producción, por el otro. Y es también en esta contradicción donde deben buscarse las raíces del cristianismo primitivo. Abraham Leon escribió:
“Pero aunque sea evidente que la mayoría de los judíos desempeña un papel comercial en el imperio romano, no debe creerse por ello que todos sean ricos comerciantes o empresarios; por el contrario, la mayoría de los judíos se compone realmente de personas de humilde condición, de las que una parte obtiene sus medios de vida, directa o indirectamente, del comercio: buhoneros, descargadores, artesanos, etc.... Esta multitud humilde es la primera a quien golpea la decadencia del imperio romano y la que más sufre por las exacciones. Concentrada en grandes masas en las ciudades, posee mayor capacidad de resistencia que los campesinos dispersos por la campiña; también es mucho más consciente de sus intereses.
“En las capas pobres de las grandes ciudades de la Diáspora es donde se expande el cristianismo... En la medida en que a las insurrecciones judías siguen insurrecciones de capas populares no judaicas, la religión comunista judía se extiende rápidamente entre las multitudes paganas”.
Como ideología de protesta por parte de los desposeídos y los indefensos, el cristianismo encarnó un vehemente sentimiento antiplutocrático. En el evangelio según Lucas, por ejemplo, se lee:
“Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados… Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre”.
La epístola de Santiago es igualmente explícita:
“¡Vamos ahora, oh ricos! Llorad y aullad por las miserias que os esperan... Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego”.
El “comunismo” del cristianismo primitivo no se basaba, ni podía basarse, en la comunalización de la capacidad productiva de la sociedad, sino en la comunalización del consumo: “comunismo por medio del saqueo al opulento”, como decía Karl Kautsky. Pero, conforme el cristianismo se extendió, sus líderes se esforzaron por mellar su filo antiplutocrático.
El proceso por el cual pasó la iglesia no se debió fundamentalmente a la codicia y la ambición personal de sus funcionarios; no fue simplemente una herramienta para engañar y despojar a las masas. El cristianismo se volvió la religión oficial del Imperio Romano bajo Constantino, al mismo tiempo en que la decadencia del imperio, basada en el parasitismo y el bandolerismo, llevaba a las reformas de Diocleciano y Constantino, las cuales intentaron apoyarlo en una economía natural. Como religión de la clase de los grandes propietarios en el origen de la economía feudal europea, el fuego antiplutocrático que el cristianismo tenía originalmente quedó reservado a los mercaderes y usureros.
Secularización y celibato
Warner plantea un vínculo interesante entre la creciente riqueza de la iglesia y su santificación del celibato (las escrituras mismas no mencionan jamás la “inmaculada concepción” y plantean muchas dudas sobre la virginidad de María). Bajo la ley romana, una mujer tenía derecho a heredar riqueza y disponer de ella de manera independiente a partir de cierta edad. Entre las familias romanas, era común criar a los hijos varones en la vieja religión y a las hijas en la nueva; además, en la época de la decadencia romana solía ocurrir que las familias se extinguieran por la línea masculina. Así, la vocación del celibato (que implicaba no tener herederos) para las cristianas vírgenes y viudas sin hijos resultaba de lo más rentable para la iglesia. Fue pues, según Warner, como parte del creciente poder secular de la iglesia que el culto a la virgen alcanzó prominencia por primera vez.
Agustín, que vivió en el siglo V, trazó una conexión explícita y literal entre el acto sexual y el pecado original: Cristo nació de una virgen porque sólo así pudo evitar contaminarse del pecado original. La percepción de la virginidad como un estado inherentemente santo y la identificación de la pureza espiritual con la abstinencia sexual siguen dominando la doctrina de la iglesia hasta la fecha.
La imagen de la madre de dios —prácticamente ignorada durante los primeros cuatro siglos del cristianismo— no era la humilde y sumisa chica de la anunciación, sino la triunfante reina del cielo, una imagen que también servía para simbolizar la ventaja de la iglesia sobre otros gobernantes temporales a lo largo de Europa y el imperio Bizantino. Esta imagen de María como reina del cielo se mantuvo esencialmente inalterada, excepto quizá por la creciente opulencia de su indumentaria, por muchos siglos, prestándole la autoridad de la sanción divina al concepto de monarquía.
Parte del tributo económico considerado digno de una reina —y la separación entre lo temporal y lo divino fue convenientemente oscurecida— puede verse en la extraordinaria ola de adulación que fue el pretexto para la construcción de 80 catedrales en Francia en un solo siglo.
La ley feudal francesa de los siglos XII y XIII permitía que las mujeres poseyeran rangos y propiedades por derecho propio; y en una sociedad donde la adquisición de tierra era una necesidad constante y urgente, las herederas podían llegar a tener un inmenso poder: Leonor de Aquitania (1122-1204) es la más célebre de ellas. Pero la consolidación de Francia y otros territorios como estados-nación entró en conflicto con las tendencias centrífugas de los patrones feudales de herencia. Con el tiempo, las mujeres perdieron muchos de los derechos económicos de los que habían gozado.
Parte de la batalla por la consolidación nacional de Francia se libró como una guerra santa por parte del papa y los señores feudales del norte de Francia por subyugar el sur, campo de cultivo de la popular herejía cátara. Ésta, una forma ascética del maniqueísmo, permitía la entrada de la mujer al clero y sostenía que el sexo casual y la sodomía eran menos reprensibles que el matrimonio, el cual había poblado el pestilente universo. El sur de Francia también era la patria de la poesía provenzal de los trovadores, que exaltaba el amor adúltero. Por ende, desde muchos puntos de vista, tanto los herejes como los trovadores eran anatema para la iglesia y para la dinastía de los Capeto en el norte. Las batallas que se libraron en el sur a partir del siglo XIII acabaron con medio millón de personas.
Fue la generación de la nieta de Leonor de Aquitania, Blanca de Castilla, la que, alentada por la iglesia y el estado, empezó a enfocar su ardor en María como virgen. Esta “nueva” María asumió gran parte del carácter y la función del personaje original de la poesía provenzal, pero sin la celebración del hedonismo y la permisibilidad. Todavía se le reconocía como una reina poderosa, pero solamente, según se enfatizaba, por gracia de su hijo, y no por derecho propio. Se le retrataba como la encarnación de la hermosura y el ardor divino, pero sobre todo, de la castidad.
Como señala Warner, el estatus especial que obtuvo la madre virgen de dios tenía como reverso el igualmente especial desprecio a la mujer ordinaria, no virginal, que se consideraba, como Eva, la “oportunidad del pecado”, una tentadora que distraía al hombre de dios para conducirlo a una perdición eterna.
Recoger las flores de la vida
El libro de Warner es una mezcla frecuentemente desenfocada de investigación histórica y sociológica con nostalgia y autoanálisis. Y es franca respecto a su ambivalencia:
“No puedo entrar en una iglesia sin que me duela toda la seguridad y belleza de la salvación a la que renuncié. Recuerdo cuando visité Notre Dame en París y, de pie en medio de la nave, comencé a llorar de rabia por ese viejo amor y su perdurable capacidad de conmoverme”.
No habiendo saldado satisfactoriamente las cuentas de su propia experiencia con el oscurantismo religioso, Warner explica el dominio de la iglesia sobre los creyentes en términos meramente sicológicos e ideológicos.
Ciertamente hay que reconocerle a la iglesia el “genio...con que se adueña de la psique de sus fieles”, como dice la reseña del Village Voice. De hecho, en los países donde la iglesia católica ha sido una influencia cultural y política dominante, ha lesionado y distorsionado hasta tal punto la psique de las masas, que incluso los manifestantes políticamente motivados han caído en orgías de anticlericalismo torcido. Por ejemplo, en 1909, cuando el gobierno español intentó movilizar a los reservistas para defender sus colonias marroquíes, la población respondió con una huelga general y una frenética protesta de cinco días que incluyó el desenterrar cadáveres de monjas y el bailar con ellos por las calles.
Al mismo tiempo, históricamente la iglesia ha impuesto la manipulación sicológica mediante una coerción altamente efectiva, tanto física como social. Cuando, en los primeros seis meses de la Guerra Civil Española, los obreros y campesinos quemaron 160 iglesias hasta los cimientos, no sólo estaban protestando contra la opresión sicológica, sino también contra una poderosa institución estatal fanáticamente comprometida con la preservación de la monarquía y con la reacción.
Al final, Warner rechaza al eunuco femenino de la iglesia católica, si bien con una extraña ambivalencia feminista:
“Si bien la Virgen María no puede ser un modelo para la Mujer Nueva, es mejor tener una diosa que no tenerla, pues el encorbatado mundo masculino de la religión protestante se parece demasiado a un club de caballeros en el que no se admiten damas salvo los días especiales”.
Y así, al final, la cuestión de la mitología religiosa sigue consistiendo en la deprimente elección entre una fantasía perniciosa y una realidad yerma y estéril.
Los marxistas insistimos en que éstas no son las únicas alternativas. La crítica marxista de la religión desmitifica la fantasía religiosa y demuestra que fue el hombre quien creó a los dioses y diosas, y no al revés, pero no para que las masas trabajadoras se vean privadas del consuelo, por pequeño que sea, que esas fantasías puedan aportar en un mundo cruel, sino para remplazar esas pobres ilusiones con una realidad mucho más rica y satisfactoria. Marx lo expresó con la mayor elocuencia:
“La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real, y por otra parte, la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura agobiada por la desgracia, el alma de un mundo sin corazón, el espíritu de una época sin espíritu. Es el opio del pueblo.
“...Exigir que se renuncie a las ilusiones concernientes a nuestra propia situación, es exigir que se renuncie a una situación que necesita de ilusiones. La crítica de la religión es pues, en germen, la crítica de este valle de lágrimas, en el que la religión es una simple aureola.
“La crítica ha deshojado las flores imaginarias que cubrían la cadena de la religión, no para hacerla prosaica y desoladora, sino para que el hombre las sacuda y recoja las flores de la vida”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/35/virginmary.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.07.26 20:42 ParticipacionSoria DIPUTACIONES Y ADMINISTRACIÓN TERRITORIAL: PODEMOS HACER LAS COSAS DE OTRA MANERA.

Que las diputaciones son una rémora para el desarrollo local no es algo que vayamos a descubrir ahora. Sin embargo para muchos es posible que esta afirmación sea difícil de digerir porque el cinismo continuado durante tan largo tiempo de la clase política ha logrado su objetivo de confundir. En estos días de constitución de las Diputaciones vamos a dar algunos datos que lo aclaren.
Durante el largo periodo en que la propia Junta de Castilla y León propuso el debate de la ordenación territorial hubo numerosas manifestaciones de municipalismo, todas dirigidas a mantener la actual planta municipal, esto es, tratar de que nada modificase la actual configuración de municipios. Por supuesto que los más “municipalistas” eran los presidentes de las diputaciones y PP y PSOE, los partidos que las mantenían —por cierto, entre los más radicales “municipalistas” estaba el amigo de Rajoy, Martínez Maíllo, recientemente nombrado Vicesecretario de Organización del PP y entonces presidente de la Diputación de Zamora—.
Esta movilización estaba motivada porque en el borrador de la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno de Castilla y León se apuntaba la posibilidad de llevar poder a las comarcas y dotar de una mínima capacidad de gestión a los ayuntamientos, mediante una fórmula muy edulcorada que ha terminado llamándose «Mancomunidades de Interés General». Hasta que estos “municipalistas” no lograron modificar la Ley para que se garantizase, según ellos, el futuro de las diputaciones, esta no fue aprobada.
El cinismo es evidente: si hay municipios incapaces de gestionar nada, como lo son, por pequeños, la inmensa mayoría de los existentes, las diputaciones se justifican plenamente. Sin embargo, si los ayuntamientos son fuertes y pudieran gestionar los servicios que les competen, las diputaciones no tendrían razón de existir. ¿Y por qué los partidos defienden con tanta pasión las diputaciones? Vamos a echar una hojeada grosera a los presupuestos de una Diputación, por ejemplo los presupuestos para este 2015 de la Diputación de Soria.
La práctica totalidad de sus ingresos son trasferencias de la administración autonómica y de la AGE (Administración General del Estado), exceptuando tasas e impuestos que cobran en representación de los ayuntamientos. Estas trasferencias deberían tener como destinatarios los ayuntamientos ya que son las legítimas instituciones que votan los ciudadanos.
De estos ingresos, próximos a los 50 millones de euros, el 65% se gasta en mantener a la institución (el 33% en gastos de personal); alrededor de un 13% se trasfiere a los ayuntamientos (planes provinciales y similares) y el 22% son inversiones propias de la Diputación. Se entiende que estas inversiones son para aquellas actividades que le dan presencia y empaque mediático (campañas turísticas y gastronómicas, fondos para rescatar empresas, actividades culturales, promoción de empleo, etc.). Como se observa, aquello que está legalmente dirigido a lo rural se queda, en su inmensa mayoría, en la calle Caballeros. Es cierto que se gestionan servicios, cómo no, pero si los ayuntamientos fueran capaces de asumir sus propias competencias, los servicios que le quedarían a la Diputación serían susceptibles de ser asumidos por la administración autonómica con quien, por otro lado, es tan fácil encontrar duplicidades y conflictos competenciales que, más que ayudar, confunden a la ciudadanía (servicios asistenciales, carreteras o cultura entre otros). Efectivamente la palabra adecuada para definir a los que desde las diputaciones hablan de municipalismo es cinismo.
Este enorme barco de la administración local que recoge alrededor de la mitad del presupuesto de todos los ayuntamientos (porcentaje muy superior si se cuentan solo los ayuntamientos pequeños) está, sin embargo, anclado en el centro capitalino. ¿Se pueden imaginar qué ocurriría si todos estos recursos se repartiesen entre las distintas comarcas? ¿No les parece que solo con el desplazamiento de todos estos funcionarios, a los que habría que sumar los de las consejerías de Agricultura y Medio Ambiente, daríamos un gran golpe a la despoblación? Sin que esto sea crítica alguna a la labor que realiza cada uno de ellos, ¿no les parece que así estos servidores públicos conocerían de la mejor forma posible la realidad de los pueblos que administrar?
Las diputaciones las regentan su presidente y 25 diputados provinciales que, curiosamente, tampoco tienen ninguna responsabilidad territorial, salvo la obligación de defender los intereses legítimos de las comarcas de las que pudieran ser representantes (el reparto por partido judicial es puro paripé). Lejos de esto, los diputados solo tienen que responder a los partidos políticos por quienes son nombrados, en base a los compromisos adquiridos previamente a las elecciones con ellos y no con el territorio y sus gentes, ¡curiosa forma de representar! Sin ambages: desde nuestro punto de vista las diputaciones son un lugar donde los partidos se alimentan y ubican su infraestructura para desplegar su poder territorial, esa es la razón para que existan de la manera que siguen existiendo.
PP y PSOE han sido por lo tanto los partidos que han mantenido esta institución que realmente debería haber desaparecido con las autonomías, o al menos haber cambiado su perfil, pero es sintomático que en esta legislatura la Diputación en Soria se haya formado con el voto de Ciudadanos, el “partido del cambio”, cuyo presidente ha dicho expresamente que abogaba por la desaparición de las diputaciones y por la fusión —decía él “en frío”— de aquellos ayuntamientos con menos de 5.000 habitantes; ¿va a fusionar en Almazán, su feudo, todos los municipios del sur de la provincia? Vamos a aceptar que a Albert Rivera se le pueda escapar la realidad soriana, porque aquí en Soria y en el resto de la Comunidad, eso es algo muy difícil (si no imposible) de defender. Pero lo que no se puede entender es que nada de su filosofía se incluya en los puntos programáticos condicionales que han servido para formar la Diputación de Soria. Esto debe ser el cambio tranquilo: decir que se cambia para nada cambiar.
Sintomático también es que el nuevo presidente de la Diputación sea uno de los artífices del éxito electoral del PSOE en el Ayuntamiento de Soria. ¿Será que a partir de ahora se va a dedicar a conocer qué es lo que pasa en los pueblos y a dotarlos de servicios y proyectos de desarrollo? Lo más probable es que Rey siga reinando en Soria ciudad y siendo el guardaespaldas de su Alcalde; de hecho los ciudadanos han dicho que lo ha hecho muy bien y por lo tanto es de sospechar que ahí seguirá
De manera que poco podemos esperar en esta legislatura y con esta Diputación para el vasto mundo rural de nuestra provincia. Y no es porque los alcaldes de los pueblos sean todos unos reaccionarios del PP o unos progresistas del PSOE. En muchos casos son solo gente que tiene que hacerse cargo, con mayor o menor entusiasmo, de lo de todos (como es de esperar hay algunos ayuntamientos que han quedado vacantes) y que no tienen premio por ello (la casta de verdad ya lo tiene de otra forma). Quien provoca estas injusticias y estos desatinos no son las personas, sino el sistema. Un sistema que ha secuestrado la capacidad de decisión de los pueblos para convertirlo en el sistema clientelar que soporta a los partidos y que ha ido engordando alejándose, física y afectivamente, de los pueblos.
Ante esta situación PODEMOS aboga de inicio por hablar de forma clara, sin estos cinismos que ofenden, para saber cuál es el modelo que quiere cada partido en el que no se utilice lo público para beneficios partidistas como se ha venido haciendo hasta hoy. Seguidamente y con franqueza, se debe valorar los efectos que ha tenido en el mundo rural, en su dinámica poblacional y de desarrollo, este régimen instaurado en el 78 con el estado autonómico y que, progresivamente ha quitado capacidad de decisión a los ayuntamientos y sus entidades menores. Finalmente y en base a estos debates, deben reformarse todas las partes que necesarias de la Ley de Ordenación Territorial que aseguren el cambio de esta política tan nefasta para el desarrollo local.
PODEMOS es consciente de la situación en la que están los pueblos y los efectos que la cultura que se ha promovido de la individualidad y el aislamiento han conllevado en ellos. Por eso promoverá ante la población local la necesidad de unión de los pueblos con la misma problemática pero también identidad cultural, para que se doten de servicios y exijan políticas comunes en base al territorio comarcal, ámbito en el que deben establecerse los municipios unidos o mancomunados. Estos municipios unidos deben demandar al estado y a la Comunidad Autónoma la discriminación positiva que necesitan (Grupos de Acción Local para cada comarca con los fondos correspondientes en lugar de destinarlos a proyectos megalómanos y la aplicación de la Ley de Desarrollo Sostenible y de los Reglamentos Europeos en los que se apuesta por el desarrollo local y por las comunidades locales).
En muchos casos ni siquiera hace falta un nuevo marco legal para que las cosas se hagan de otra manera, solo debe aplicarse la Ley. Salvar el mundo rural exige la implicación de todos pero para ello es imprescindible la franqueza, huir de los tratamientos partidistas que busquen el beneficio propio y, por supuesto, contar con las buenas gentes de los pueblos, que son los mejores expertos en gestionar su territorio. PODEMOS estará con la gente para acabar con este sistema cínico, injusto, ilegal y que ha tenido consecuencias dramáticas para la cultura rural.
Contra la demagogia y el cinismo están la razón y el afecto a la tierra, contra el aislamiento y la bruteza está la unión con los vecinos de los pueblos que tienen los mismos problemas. Contra el clientelismo y el caciqueo está el trabajo común para llevar a los pueblos servicios y capacidad de decisión.
PODEMOS hacer las cosas de otra manera.
submitted by ParticipacionSoria to PlazaSoria [link] [comments]


2014.09.05 12:27 labradorPocoLadrador [entre líneas] Traducción discurso Russell 1950. RBU.

Supongo que sabréis que Russell era un defensor de la Renta Básica Universal, e aquella época surgió la idea, pero tuvimos la mala suerte de que saliera la utópica teoría de la socialdemocracia..., ahora nos toca comérnoslo todo con patatas. Ahora hay que revisar qué ha sido correcto y qué no lo es, en cualquier caso, será la ciudadanía la que deba asumir los riesgos, si es que los hay.
Russell en 1950 recibió el premio Nobel de Literatura y, aprovechando que era un conocido activista político y teórico de una ética de carácter laico y científico (ética emotivista, que reconoce unos valores objetivos aunque los desconozcamos y los debates sólo puedan confrontar emociones), quiso traer en su discurso una extensión de sus ideas que, a mi juicio, aún están vigentes.
Si veo que hay movimiento, empezaré a llenar esto de referencias, por lo pronto ahí dejo la primera parte del discurso que, traducido por mí al castellano, ha perdido parte de su intencionalidad de humor blanco; razón por la cual también incluyo el enlace más abajo.
He incluído anotaciones entre corchetes, espero que no molesten demasiado.
Que lo disfruten.
¿Qué deseos son políticamente importantes?
Sus Altezas Reales, Damas y Caballeros,
He elegido este tema como mi lectura de esta noche debido a que creo que las más populares discusiones de política y teoría política no suelen ahondar en la psicología. Lo que son hechos en la economía, las estadísticas, el proceso constituyente, y así, quizá no sean para tanto. No es demasiado difícil el saber cuántos surcoreanos y norcoreanos habían para cuando empezó la guerra: si se pusieran a mirar en los libros adecuados serán capaces de asegurar cuántos habrían y hasta cuánto de peligroso era su destacamento militar. Pero si quisieran saber qué clase de persona es un coreano, así como apreciar la sutileza entre uno del norte con uno del sur; si quisieran saber qué es lo que esperaban de la vida, cuáles eran sus penas, cuáles sus esperanzas así como sus miedos; en una palabra, que es lo que, como se dice, "les hacía tilín", todo el tiempo que gasten en esos libros tan referenciados será en vano. Incluso no podrán decir de qué manera los surcoreanos asimilan el UNO [movimiento político], o si prefieren la unión con los del Norte. Así como tampoco podrían adivinar hasta qué punto desearían apoyar unas elecciones para posicionar a unos políticos que ni conocen.
Todas estas cuestiones provocan rechazo ante los sabios que se ubican en las capitales remotas [aquí en Occidente], para provocar merecidas críticas. Si la política fuera, como tal, una ciencia y si la cosa no consistiera en ir incitando a la creación constante de emociones [populismo demagógico], se haría imperativo que nuestro pensamiento político llegara a penetrar mucho más allá de los movimientos de las personas.
¿Cuál podría ser la influencia de los eslóganes contra el Hambre? ¿Cuál es la efectividad con respecto al número de calorías gastadas por llevarlo a cabo? Si un hombre le ofreciera democracia y otro le ofreciera un saco de harina, ¿en qué etapa de hambruna antepondría el saco al poder de voto? Todas estas cuestiones son tomadas con muy poca consideración.
Aún así, hagámoslo de esta manera, por el momento olvidémonos de los koreanos y consideremos solo la raza humana. Toda actividad humana está marcada por deseos. Existe una corriente científica bastante desarrollada de lo más falaz por unos moralistas contemporáneos que aseguran que es posible resistirse al deseo en el interés del deber y los principios morales. Digo que es falaz, no porque no haya persona que no se rija por un sentido del deber, sino porque el deber no se establece en [email protected] hasta que se tenga el deseo de querer sentir una sensación de plenitud por tener el trabajo cumplido [a ver si alguien me ayuda a traducirlo mejor]. Si realmente quieren saber qué hará una persona, no sólo deberán saber principalmente, cuáles son sus circunstancias materiales, sino que además todo el sistema de deseos con sus relativas pulsiones.
Hay deseos que, con mucha fuerza, no tienen, por norma, ninguna relevancia política. La mayoría de las personas en algún momento de su vida desean casarse, pero como norma encuentran la manera de satisfacerlo sin adoptar ninguna clase de decisión expresa, decisión política. Habrá, por supuesto, excepciones; el rapto de de las mujeres de Sabine es un caso. Así como la evolución en el nordeste de Australia sometida por la vigorosidad de jóvenes que, obligados a tener que trabajar, desdeñaron a la sociedad femenina. Aunque esos casos son inusuales, y por regla general el interés que haya entre hombres y mujeres se desempeña de una manera espontánea y natural.
Los deseos de relevancia política quizá podamos dividirlos entre un grupo primario y otro secundario[Léase la pirámide de Maslow: A Theory of Human Motivation A. H. Maslow (1943)]. En el primario obtenemos las necesidades fundamentales para vivir: ya sean comida, refugio y ropa. Cuando esta clase de cosas se encuentran por doquier, no encontraremos límites a la capacidad que tenga el ser humano para dar lo mejor de sí, así como incluso tampoco veremos límite alguno, en fuerza coercitiva, a la hora de querer mantener la seguridad de su sistema. Se ha dicho por los más contemporáneos estudiantes, que en cuatro ocasiones diferenciadas, la sequía en Arabia provocó oleadas migratorias a las zonas colindantes, con sus correspondientes efectos ya sea políticos, culturales y religiosos. La última de esas ocasiones provocó el áuge del Islam. La propagación gradual de los clanes germánicos desde el sudeste ruso hasta Inglaterra, y más allá, hasta San Francisco, tuvieron motivos similares. Sin lugar a dudas el deseo por comida estuvo, y lo sigue estando, en uno de los principales motivos de los hitos políticos.
Pero el hombre difiere de los animales en una cosa muy importante, y es que tiene deseos que son, como el hablar, de infinitos usos, que jamás podrán quedarse plenamente satisfechos, y que a la hora de alcanzarlos podrían mantenerle en paz como si estuviera en el Paraíso. La boa constrictor, en cuanto se ha hecho con un buen bocado, procede a darse una siesta, y no vuelve a levantarse hasta que toque volver a comer. Las personas, mayormente, no son así. Cuando los árabes, que solían vivir con moderación en ciertas épocas, conquistaron las riquezas del Imperio
Romano Oriental, y habitaron en palacios de toda clase de los más increibles lujos de detalles, no por ello se volvieron inactivos. El hambre ya no era una razón, fueron alosanjados por los exclavos griegos mediante exquisitos abituayamientos sin que ellos opusieran a penas una leve resistencia. Sin embargo, otros deseos se mantuvieron en activo: cuatro en particular, que podríamos etiquetar como avaricia, rivalidad, vanidad y amor por el poder.
Avaricia- el deseo de obtener tantos bienes como sea posible, o el título de tales bienes - es un motivo que, supongo, tiene su origen en una combinación de miedo con el deseo de evitar las necesidades. Una vez me hice amigo de dos chicas de Estonia, que a duras penas pudieron escapar de morir de hambre. Vivieron con mi familia, y tuvieron cuanto quisieron para comer. Pero en sus ratos de ocio, no se les ocurría nada mejor que ir a visitar a los vecinos para robarles las patatas que habían estado almacenando. Algó así pasaría con Rockefeller, que tras vivir una infancia bajo la dura pobreza, acabaría por comportarse de esa manera tan peculiar en su etapa rica y adulta. Asímismo,los caciques árabes desde sus divanes bizantinos de seda no podían olvidar el desierto, y acumularon riquezas más allá de cualquier necesidad física. Pero cualesquiera que sean los motivos psicoanalíticos de la avaricia, nadie podrá negar que este es uno de los grandes motivos - o al menos entre los más potentes, para ser, como he dicho antes, uno de los motivos con carácter infinito. Sin embargo cuanto más adquieras, siempre desearás tener más; la saciedad es un sueño que siempre se te escapará.
Pero la avaricia, a pesar de ser lo que sustenta al sistema capitalista, es el principal motivo que supera el problema del hambre cuando no se dispone de otra cosa [Russell conseguiría el Nobel de literatura, pero hablaba más raro que un perro verde]. La rivalidad es una razón mucho más potente. Una vez más, en la historia mahometana a las dinastías les tocaba aguantarse ya que los hijos de un sultán con diferentes madres podrían entrar en conflicto [no he podido traducir el doble sentido: los conflictos existían cuando eran las propias madres las que no se entendían], conllevando a una guerra civil de lo más ruinosa. La misma clase de cosas ocurre en la moderna Europa. Cuando el Gobierno británico tan desafortunadamente confió en el Kaiser para hacer revista de la armada en Spithead, aquello que se le pasó por la mente no era ni mucho menos lo esperado. Lo que dijo fue: "Tengo que mostrar una armada tan buena como la de la yaya", y de este pensamiento emergió toda una amalgama de problemas posteriores [al parecer a los nobles ingleses les da por competir por el tamaño de los desfiles militares]. El mundo sería mucho mejor si la avaricia tuviera más fuerza que la rivalidad. Pero, de hecho, los hay que mostrarían un enorme rostro de satisfacción sólo al comprobar el gran empobrecimiento y su consecuente ruina a aquellos que pretendan satisfacer sus ansias de rivalidad [la rivalidad provoca el disfrute por la ruina ajena]. De ahí la gracia de los impuestos y lo sutilmente elevados que están [humor inglés muy actual con nuestro presidente plasma y las risas de Montoro].
La vanidad es una razón de inmensa potencia. Cualquiera que haya tenido algo que ver con niños sabrá cómo éstos acaban haciendo auténticas trastadas, para luego decir: "mírame". "Mírame" es uno de los más fundamentales deseos del corazón humano. Puede adquirir innumerables formas, desde las bufonadas [Dragó+política] hasta la búsqueda del Legado que le queda al ser humano para alcanzar la inmortalidad. Hubo un principito de la Italia renacentista al que un sacerdote le preguntó en su lecho de muerte si había algo de lo que se arrepentía: "Sí", dijo, "hay una cosa. En una ocasión recibí tanto al emperador como al papa a la vez. Los llevé a lo alto de mi torre para ver las vistas, y me negué a aprovechar la oportunidad de tirarlos a ambos torre abajo, lo cual me habría llevado a la inmortalidad en todos los libros de Historia". La historia no nos cuenta si obtuvo la absolución [pausa para ver si el público se ríe, bueno, bien contado hace gracia]. Uno de los problemas de la vanidad es que crece a medida que se alimenta. Cuanto más hablas de algo, más quieres saber sobre ese algo. Quien es condenado por asesinato en cuanto tenga acceso al fallo del juez mediante la prensa, acabará por indignarse en cuanto descubra el más leve error en la información publicada. Y cuanto más lea sobre él más indignado se sentirá por cada misiva o detalle que haga pobre el trabajo del informe. Tanto políticos como literatos se encuentran en una situación parecida. Y en cuanto les toque el querer relatar la historia de un famoso, más difícil será resumir su historia sin levantar suspicacias. Y no hay que menospreciar la fuerza de desempeño que pueda tener el ceño fruncido ya sea de un niño de tres años o de un auténtico apoderado. La Humanidad siempre tuvo el lujo de atribuir esta clase de deseos y pulsiones a la Deidad, la cual se imaginaban ávida de un continuo deseo de ser alabada. Sin embargo, aun siendo tan grande la influencia de las razones que estamos dilucidiendo, hay un motivo que las supera a todas. Me refiero al amor por el poder. El amor por el poder es cercano a la vanidad, pero no se parecen en nada. Lo que necesita la vanidad para conseguir su satisfacción es la gloria, y es fácil conseguir la gloria sin poder. Las personas que disfrutan de una suerte de Gloria en los Estados Unidos son las estrellas de cine, pero ya les gustaría ponerse en el lugar de Comité de Actividades Anti-Americanas, que no disfruta de ninguna sensación de gloria. En Inglaterra el rey disfruta de más gloria que el Primer Ministro, pero éste tiene más poder que el rey [igualito que con Juanca, pero al revés: la gloria se lo lleva el botones del reino]. Muchas personas prefieren la gloria antes que el poder, pero esa clase de personas no son las que marcan los hitos en la historia.
Por los corredores de los palacios de Napoleón se decía: "Él no estaba tan loco como para dejarlo todo por Moscú". Napoleón, que ciertamente nunca estuvo desprovisto de vanidad, de elegir siempre elegía el poder. Para Blücher, esta elección fue una locura [aquí Russell nos dice que por amor al poder se puede sacrificar incluso la gloria, interpreto que porque se buscaba la victoria tanto de Francia como del individuo frente al invierno ruso]. El poder, así como la vanidad, es insaciable. Nada salvo la omnipotencia podría satisfacerla completamente. Y como es propio de los vicios de la gente más energética, la eficacia de gasto energético que pueda suponer el amor por el poder no puede justificarse debido al número de veces que hace su aparición en escena [esto contradirá la teoría de Dawkins sobre el gen egoísta]. Es, si lo miramos bien, como mucho el más poderoso de los motivos que empujan a las personas, que acaban siendo importantes, a hacer lo que hacen.
[...]
http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/1950/russell-lecture.html
submitted by labradorPocoLadrador to podemos [link] [comments]